lunes, 26 de julio de 2010

Prometemos quedarnos para siempre al lado de alguien sin pensar en las causas de ese 'infinito'. Algo así es eterno, algo que nunca se va, que se queda contigo, para lo bueno, para lo malo. En cada momento. Y así es, pocas personas lo cumplen, por no decir nadie, a lo mejor alguien no tiene orgullo, a lo mejor a alguien no se le iban las palabras por la boca y estaba ahí por y para la otra persona.
Pero... Que pocas personas quedan. Hoy en día solo hay gente, gente prometiendo infinitos, gente que te quiere mucho, pero demuestra poco.
Y así vivo yo, con una simple esperanza, algo que llegue infinitamente correcto hacía mi, y no me prometa un siempre, pero si permanecer el tiempo que pueda a mi lado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada